Emiten Comunicado sobre el Éxodo Centroamericano

La Red de Casas y Centros de Derechos Humanos de Migrantes de la Zona Norte emitió importante comunicado tras sesionar en Mexicali, B.C., el pasado 29 de Noviembre.


Mi Padre era un arameo errante... (Dt. 26,5)

1. EL CONTEXTO ACTUAL

Los casi 5 mil migrantes que llegaron a Tijuana en noviembre de este año, después de tres mil kilómetros de camino y dos fronteras cruzadas, forman parte del llamado éxodo centroamericano que no es de ahora, sino que lleva más de 25 años.

En realidad, las llamadas caravanas de migrantes son una sola, la de la migración forzada fruto de un coctel estructural que vuelve insostenible la vida digna en Honduras, El Salvador y Guatemala: la pobreza causada por el capitalismo irresponsable, la violencia criminal, los fenómenos naturales y la separación de familias. Ante una situación donde el pan y la paz no son posibles, la única opción es huir.

Su peregrinar hacia el Norte, lejos de ser sencillo, se convierte en un verdadero calvario, pues su condición vulnerable atrae a autoridades corruptas, criminales y empleadores sin escrúpulos; esto sin contar con la hostilidad a gran escala que enfrentan en no pocas ciudades como Tijuana, donde la autoridad local recientemente ha instigado el miedo y la narrativa xenofóbica en la población ante el arribo multitudinario de centroamericanos.

Esta indignación la compartimos radicalmente todas y todos los representantes de la Red de Casas y Centros de Derechos Humanos de Migrantes de la Frontera Norte, que celebrando nuestra reunión anual en las ciudades de Tijuana y Mexicali hemos sido testigos de las agresiones criminales perpetradas por las fuerzas militares de Estados Unidos.

2. PALABRA Y TESTIMONIO DE FRANCISCO DE ROMA

La postura humanista, solidaria y esperanzadora del Papa Francisco en su compromiso coherente en la defensa de los derechos y reconocimiento de la dignidad humana, expresa y enaltece la grandeza y el potencial social de esta población vulnerable.

El Papa Francisco destaca que ante los temas migratorios es necesario resaltar la respuesta humana, fraterna y justa con las personas migrantes y solicitantes de refugio de Centroamérica, México y Estados Unidos. Insta por un compromiso pastoral pero también por una responsabilidad de los Estados para desarrollar medidas eficaces que constituyan una respuesta integral a los retos que demandan las migraciones.

3. COMPROMISOS Y PROPUESTAS

Desde nuestra Iglesia

a. Ante las migraciones forzadas y el rechazo social a las personas migrantes debemos como Iglesia acatarnos a las propuestas del Papa Francisco, denunciar las legislaciones anti inmigrantes, las separaciones de las familias, los abusos a las personas migrantes y las políticas excluyentes y xenófobas de los Estados. Es menester de la Iglesia y de la sociedad alentar la solidaridad, abrir nuestras puertas, así como brindar la acogida integral a las necesidades y sufrimientos de las personas migrantes y sus familias.

b. Las migraciones percibidas como mano de obra barata, desechable y como moderna esclavitud laboral, donde se invisibilizan a las personas, redundan en lo que el Papa Francisco llama la “globalización de la indiferencia”. Donde los capitales son universales y las migraciones locales, donde el modelo económico impera y los derechos humanos son despreciados y en la mayoría de los casos totalmente ignorados.

Desde la sociedad civil

a. Estos son tiempos de Hospitalidad y no de Hostilidad para que, desde todos los niveles y ámbitos de la sociedad civil, los frentes de derechos humanos, las organizaciones, las universidades, los movimientos populares, seamos conscientes de que el éxodo migrante no merece una actitud xenofóbica sino una profunda solidaridad que valore y dignifique sus necesidades, así como que promueva los procesos de defensa, protección e inserción en todos los campos de una vida digna, su reconocimiento y nuevo protagonismo como actores sociales.

Desde los gobiernos

a. Son las acciones o inacciones de los Estados las causantes de las migraciones forzadas. Esta es la oportunidad histórica de asumir su responsabilidad como Estados, su compromiso como gobiernos y gobernantes para eliminar las causas estructurales que fomentan las migraciones.

b. Como Estados, es su responsabilidad implementar la cultura de los derechos humanos, hacer valer las obligaciones internacionales en materia de derechos humanos a favor de esta población y atender a los llamados de los organizamos internacionales en defensa de los pueblos migrantes.

4. NUEVO MOMENTO HISTÓRICO, NUEVA RESPONSABILIDAD

En este momento histórico México tiene la oportunidad y responsabilidad de revindicar su liderazgo hegemónico en materia de derechos humanos a nivel Latinoamérica. Compromisos que como ciudadanos exigimos sean a asumidos por el nuevo régimen de gobierno, ante una cadena interminable de atrocidades innegables en la violación de los derechos humanos.

62 vistas
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon

TELÉFONO

T: +52 (81) 2169-8232

Horario de atención: 17:00 a 21:00 hrs

DIRECCIÓN

Emiliano Zapata 4417, esq. con Serafín Peña.

Col. Guadalupe Victoria

Guadalupe, Nuevo León

67180 México

© 2018 por Solidaridad en el Éxodo, A.C.